Misioneros de los Santos Apóstoles

América Latina

Brasil Colombia Perú   Venezuela

Sumario

Portada

Promoción Vocacional

Artículos

Enlaces MSA

Liturgia Dominical

Liturgia, Santos Patronos

Colegio Winnetka

Usted es el visitante # desde el 4 de mayo de 1998

 

Festividad de Santo Tomás, Apóstol
3 DE JULIO

MONICIÓN DE ENTRADA

Este domingo se nos invita a reflexionar sobre la presencia  de Dios en nuestra vida, entre los que destaca la Celebración de la Eucaristía. Demos gracias a Dios por su presencia entre nosotros y alebémosle.

 MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

    Dios, por medio de Nuestro Señor Jesucristo, nos inserta en una familia; una familia divina, nos convertimos en hijos de Dios. Y a pesar de nuestra falta de fe, Dios nos sigue aceptando dentro de su familia. Dichosos nosotros de participar de dicha amor.

 PRIMERA LECTURA
LECTURA DE LA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS EFESIOS
2
, 19-22.

19    Así pues, ya no sois extraños ni forasteros, sino conciudadanos de los santos y familiares de Dios,
20    edificados sobre el cimiento de los apóstoles y profetas, siendo la piedra angular Cristo mismo,
21    en quien toda edificación bien trabada se eleva hasta formar un templo santo en el Señor,
22    en quien también vosotros estáis siendo juntamente edificados, hasta ser morada de Dios en el Espíritu.

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
SALMO 116(117)

R.- Id al mundo entero y proclamad el Evangelio.

o bien:

¡Aleluya!
1    ¡Alabad a Yahveh, todas las naciones, celebradle, pueblos todos! R.-
2    Porque es fuerte su amor hacia nosotros, la verdad de Yahveh dura por siempre. R.-

 ALELUYA Jn. 20, 29

Porque me has visto, Tomás, has creído - dice el Señor -. dichosos los que creen sin haber visto.

EVANGELIO
LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 20,24-29

24    Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Los otros discípulos le decían: «Hemos visto al Señor.»
25    Pero él les contestó: «Si no veo en sus manos la señal de los clavos y no meto mi dedo en el agujero de los clavos y no meto mi mano en su costado, no creeré.»
26    Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro y Tomás con ellos. Se presentó Jesús en medio estando las puertas cerradas, y dijo: «La paz con vosotros.»
27    Luego dice a Tomás: «Acerca aquí tu dedo y mira mis manos; trae tu mano y métela en mi costado, y no seas incrédulo sino creyente.»
28    Tomás le contestó: «Señor mío y Dios mío.»
29    Dícele Jesús: «Porque me has visto has creído. Dichosos los que no han visto y han creído.»

Palabra del Señor.

Santo Tomás, Apóstol

Biografía

Los creyentes recordamos siempre al apóstol Santo Tomás por su famosa duda acerca de Jesús resucitado y su admirable profesión de fe cuando vio a Cristo glorioso.

Dice San Juan (Jn. 20, 24) "En la primera aparición de Jesús resucitado a sus apóstoles no estaba con ellos Tomás. Los discípulos le decían: "Hemos visto al Señor". El les contestó: "si no veo en sus manos los agujeros de los clavos, y si no meto mis dedos en los agujeros sus clavos, y no meto mi mano en la herida de su constado, no creeré". Ocho días después estaban los discípulos reunidos y Tomás con ellos. Se presento Jesús y dijo a Tomás: "Acerca tu dedo: aquí tienes mis manos. Trae tu mano y métela en la herida de mi costado, y no seas incrédulo sino creyente". Tomás le contestó: "Señor mío y Dios mío". Jesús le dijo: "Has creído porque me has visto. Dichosos los que creen sin ver".

Parece que Tomás era pesimista por naturaleza. No le cabía la menor duda de que amaba a Jesús y se sentía muy apesadumbrado por su pasión y muerte. Quizás porque quería sufrir a solas la inmensa pena que experimentaba por la muerte de su amigo, se había retirado por un poco de tiempo del grupo. De manera que cuando Jesús se apareció la primera vez, Tomás no estaba con los demás apóstoles. Y cuando los otros le contaron que el Señor había resucitado, aquella noticia le pareció demasiado hermosa para que fuera cierta.

Tomás cometió un error al apartarse del grupo. Nadie está pero informado que el que está ausente. Separarse del grupo de los creyentes es exponerse a graves fallas y dudas de fe. Pero él tenía una gran cualidad: se negaba a creer sin más ni más, sin estar convencido, y a decir que sí creía, lo que en realidad no creía. El no apagaba las dudas diciendo que no quería tratar de ese tema. No, nunca iba a recitar el credo un loro. No era de esos que repiten maquinalmente lo que jamás han pensado y en lo que no creen. Quería estar seguro de su fe.

Y Tomás tenía otra virtud: que cuando se convencía de sus creencias las seguía hasta el final, con todas sus consecuencias. Por eso hizo es bellísima profesión de fe "Señor mío y Dios mío", y por eso se fue después a propagar el evangelio, hasta morir martirizado por proclamar su fe en Jesucristo resucitado. Preciosas dudas de Tomás que obtuvieron de Jesús aquella bella noticia: "Dichosos serán los que crean sin ver".

SEÑOR: AUMÉNTANOS LA FE

ORACIÓN DE LOS FIELES

Presentamos al Padre nuestras peticiones, confiando en la grandeza de su corazón y en su infinito amor, a pesar de nuestra falte de fe.

R.- EN TI CONFIAMOS, SEÑOR NUESTRO.

1.- Por la Iglesia universal, para que sea luz del evangelio en un mundo tan plural
OREMOS

2.- Por el Papa, para que el Señor le siga dando fuerza y salud para seguir guiando a la Iglesia en estos tiempos tan difíciles.
OREMOS.

3.- Por los sacerdotes, para que sean signo de entrega, de servicio, de acogida, y sobre todo de santidad.
OREMOS

4.- Por los que se han alejado de la fe, para que nuestro testimonio les haga encontrar de nuevo la vida que Dios les ofrece.
OREMOS

5.- Por las familias que han caído en la rutina; por las que viven en tensiones y conflictos, para que encuentren en ti la fuerza que necesitan para renovar su acogida, su convivencia y su amor.
OREMOS

6.- Por nosotros, para que no escatimemos esfuerzos a la hora de ayudar en nuestras parroquias, en la vicaria, en el arzobispado, en cualquier sitio donde se nos reclame.
OREMOS

7.- Por nuestras intenciones personales (silencio) para que el Señor nos ayude a aceptar su voluntad con paciencia y alegra.
OREMOS

Señor, tú que nos muestras tu amor en cada instante, acoge las oraciones, que nosotros, hijos tuyos, te hemos presentado, y llena al mundo de tu luz y tu amor.

Por Jesucristo nuestro Señor...
Amén

  Esta Web fue actualizada el martes 03 de octubre de 2000

Sugerencias, información y Comentarios a los MSA y a esta WEB:

msacol@colomsat.net.co (Colombia)   msaperu@galeonmsavene@telcel.net.ve (Venezuela)

ir al principio

 

Hogar San Pedro

Una esperanza y un refugio para el más abandonado de nuestra sociedad. 

Liturgia

Enlaces

Amenidades

Biografía P. Menard

Historia MSA

Noticias